Las válvulas de contrapresión asépticas se utilizan para regular una presión definida en plantas de procesado aséptico (válvula de presión constante). La presión que se desea del producto se alcanza suministrando aire comprimido al actuador neumático.

  • Las válvulas están diseñadas para utilizarse en las industrias alimentaria, de productos lácteos y bebidas, farmacéutica, química y cosmética.
  • En plantas asépticas de procesado y producción son un dispositivo de control de caudal seguro, fiable y sólido.
  • El diseño modular de estas válvulas permite su integración en diversos procesos.
  • Temperatura de funcionamiento de hasta +150°C (+302°F), con aumento opcional hasta +240°C (+464°F)
  • CIP (Cleaning-In-Place) y SIP (Sterilizing-In-Place) a temperatura de hasta +160°C (+320°F)
  • Adecuada para aplicaciones con productos cáusticos o tóxicos