GEA ofrece una gama de sistemas de muestreo de polvo para los procesos de control de calidad más exigentes de las plantas de alimentos y productos lácteos. Para satisfacer los requisitos de prueba y manipulación, nuestros muestreadores pueden utilizarse con una gran variedad de recipientes, incluidos sacos, botellas y recipientes moldeados a soplado.

El muestreo de polvo es parte importante del proceso de control de calidad de cualquier planta de elaboración de alimentos. Las muestras que se toman suelen utilizarse para comprobar la conformidad de los procesos o detectar defectos, como composición y contaminación bacteriológica.

Cuando se realiza un muestreo de control de calidad, es importante que las muestras no se dañen durante el traslado al recipiente de almacenamiento. Las muestras tomadas directamente del depósito de polvo deben depositarse cerca del punto de muestreo.