El ordeño se suele realizar tres veces al día los 365 días del año en la industria lechera moderna. Las estabulaciones en paralelo de GEA tienen una gran reputación y ofrecen una rutina de ordeño de rebaños de tamaño medio y grande que ahorra tiempo.

En los programas de cría en establo, las estabulaciones en paralelo permiten colocar un mayor número de establos de ordeño en el mismo espacio. Estos productos sitúan a las vacas una junto a la otra de una manera en que se ahorra espacio, además de retenerlas de manera segura. Esto garantiza una óptima posición de ordeño que es la base de una alta producción. 

Los ordeñadores tienen libre acceso a la ubre desde la parte posterior. La colocación sin problemas de los colectores, el fácil uso de las estabulaciones en paralelo y los cortos recorridos ahorran tiempo y trabajo. Además, tanto las vacas como los ordeñadores se benefician del procedimiento de ordeño, que es limpio y no causa estrés.