Como elementos de interconexión entre el animal y la máquina de ordeño, las pezoneras y manguitos deben cumplir normas de higiene estrictas. Para poder soportar los elevados niveles de estrés mecánico y exposición química, nuestras pezoneras y manguitos se someten a una completa batería de pruebas de campo y tests de calidad que comienzan durante las fases iniciales de desarrollo y continúan adelante en la explotación láctea.

Los manguitos originales de GEA se han diseñado para ser tan flexibles y resistentes que puedan garantizar una larga vida útil.