Desde que el Dr. Fritz creara la primera mantequera continua en 1941, GEA ha seguido desarrollando el concepto. Al principio solo podían procesarse pequeñas cantidades de nata para hacer mantequilla. Hasta el modelo BUE, las generaciones más recientes están diseñadas para emplearse en la producción industrial a gran escala.

La mantequera puede utilizarse para producir mantequilla dulce, láctica y salada con nata no acidificada o nata ácida. La integración de elementos adicionales también permite producir en serie, grasas mixtas con contenido bajo en materia grasa, con aditivos de grasa vegetal o incluso con contenido bajo en extracto seco magro (ESM). 

Ya se trate de modelos convencionales o modificados, la mantequera de GEA y los elementos de control asociados permiten producir todo tipo de mantequillas con un alto nivel de calidad. La solución se completa con un sistema CIP (cleaning-in-place) que limpia el sistema de forma sencilla y fiable. Este sistema CIP consta de un depósito de agua caliente, un tanque especial de lavado alcalino junto con las válvulas necesarias y un sistema de calentamiento con las bombas correspondientes.