El llenado de bebidas sensibles para su distribución en la cadena de frío exige un alto nivel de higiene y seguridad. La nueva gama de llenadores electrónicos volumétricos de GEA cumple dichos requisitos de entorno limpio.

La principal característica de los llenadores Procomac ESL de GEA es el llenado limpio e higiénico con un entorno controlado, que se combina con el mejor rendimiento en cuanto a velocidad, precisión y flexibilidad. Estos llenadores están sellados en una caja limpia en que se mantiene un entorno ultralimpio durante la producción mediante sobrepresión de aire estéril. La alta precisión y las prestaciones de la máquina se consiguen con el uso de caudalímetros magnéticos.

Por este motivo, los llenadores ESL se fabrican con un diseño ’libre de residuos’ que minimiza los trozos de producto durante el cambio o cuando termina la producción.

El sistema completo de manipulación de botellas NeckFlex permite un cambio de producto muy rápido para otros recipientes, PET o HDPE, que tengan el mismo diseño de cuello. El proceso CIP y la esterilización con vapor o por vapor sin efluentes se controlan de manera automática para un control preciso y muy fiable del sistema completo.

Los llenadores ESL se pueden suministrar como unidades independientes para botellas PET y HDPE, o acoplados a una máquina sopladora para el llenado por soplado de botellas PET.