Hoy en día, los terneros deciden por sí mismos: La alimentación ad libitum o la alimentación a voluntad controladas prometen un crecimiento de hasta 1000 g/día (35 oz./ día) en las primeras semanas de vida. Esta técnica de alimentación especial es satisfactoria y, por lo tanto, cada vez más popular.

No obstante, la eficacia y el ahorro de tiempo solo se pueden conseguir con el uso de una alimentación automática de líquidos y sistemas de alimentación concentrada para terneros. GEA ofrece todos los periféricos con los que podrá controlar automáticamente la alimentación y que encajará sin fisuras en su explotación ganadera. Cada animal joven recibe exactamente la cantidad de líquido y de alimentación concentrada que precisa para tener un crecimiento saludable hasta alcanzar el tiempo óptimo de destete.