GEA es pionera en sistemas de control de emisiones desde que construyó su primer precipitador electrostático (ESP) en 1913 para extraer los contaminantes adheridos a partículas.

Actualmente, somos proveedores de sistemas completos para limpieza de gases industriales, incluyendo la planificación, puesta en servicio y mantenimiento. Hemos suministrado globalmente más de 15 000 sistemas de limpieza de gases para fundiciones, acerías, plantas de metales no férricos, cementeras e industrias del vidrio, además de plantas de fraccionamiento catalítico fluido para refinerías.

Nuestro exclusivo proceso de absorción mediante secado por atomización – desarrollado originalmente en la década de los setenta – ha sido adoptado por plantas eléctricas de combustibles fósiles, incineradores de residuos y acerías de todo el mundo para eliminar los contaminantes de los gases.