Los secadores de anillo son sistemas de secado neumático que consisten, básicamente, de un secador vertical modificado al que se ha añadido un distribuidor que proporciona una recirculación selectiva de materiales semisecos, con el fin de reducir las temperaturas de escape, incrementar la eficiencia y mejorar la calidad del producto.

La presencia del "distribuidor" o "clasificador interno" en los sistemas de secado de anillo, los diferencia de los secadores verticales. Los distribuidores utilizan las fuerzas centrífugas que se crean al pasar un producto que contiene aire por una curva y concentrarlo en un estrato en movimiento. Se utilizan cuchillas divisoras ajustables para cortar este estrato y devolver los materiales semisecos, que son más pesados, al secador para realizar otra pasada a través del sistema, mientras que los productos secos, más ligeros, abandonan el secador y van a los sistemas de recogida.