La tecnología de lecho fluidizado es una de las tecnologías fundamentales de GEA. Suministramos diferentes tipos de unidades de lecho fluido para uso en productos alimentarios, lácteos, químicos y farmacéuticos. Todos se emplean en el secado o enfriamiento de partículas (polvos, aglomerados o píldoras) y en la producción de aglomerados y granulados a partir de polvos finos.

Nuestras plantas de lecho fluidizado están diseñadas según los objetivos concretos de los clientes con arreglo a las normas y los requisitos específicos de la industria. Todas están basadas en tecnología probada e incorporan los avances tecnológicos más recientes.

Con independencia de la aplicación concreta, el lecho fluidizado está diseñado para productos que flotan en un colchón de aire o gas. El aire se suministra a través de una placa de distribución perforada especial y fluye por el lecho de sólidos a la velocidad suficiente para soportar el peso de las partículas en estado fluidizado. La formación de burbujas y su colapso en el interior del lecho de material fluidizado fomenta un movimiento intenso de las partículas. En este estado, los sólidos se comportan como líquidos en ebullición que fluyen libremente. 

La generación de valores de transferencia de calor y masa muy elevados se debe al contacto estrecho con los sólidos y a las diferencias de velocidad entre las partículas individuales y el gas fluidizante.