Los procesadores de columna de GEA se utilizan para refrigerar, calentar y purgar la humedad residual y los componentes volátiles en materiales que fluyen libremente, incluyendo polvos y gránulos amorfos o cristalinos.

Las columnas están diseñadas para flujo de pistón con un tiempo de permanencia que puede variar entre 1 y 24 horas, dependiendo de los requisitos del proceso y el producto.