Los innovadores conceptos CIP de GEA cumplen un alto estándar de calidad. Nuestros expertos garantizan la seguridad del producto en cada momento del proceso. Cada actualización se adapta a las condiciones locales individuales y los requisitos del cliente y redunda en importantes ahorros.

El asesoramiento individual y las configuraciones específicas de los clientes tienen por objetivo reducir los costes de inversión, agilizar la puesta en funcionamiento y disminuir los tiempos de inactividad. Con la completa integración en el sistema actual de control del proceso se garantiza una limpieza fácil y automática, además de mayor rentabilidad.

Después de preparar el concepto y colocar el pedido, la ejecución del proyecto y su puesta en servicio por GEA solo tarda unas semanas.

Los modernos conceptos CIP de GEA han demostrado su éxito en muchas plantas de todo el mundo.