El decantador entra en acción en cuanto el contenido de sólidos en la suspensión que debe procesarse es especialmente alto. Estas máquinas ofrecen una alta eficiencia de aclarado y una máxima deshidratación, además de separar líquidos con la extracción simultánea de sólidos. Los principales requisitos, en este sentido, son una alta velocidad del tambor y un accionamiento potente para el desplazador, cuya velocidad se adapta de manera automática a los sólidos que se cargan con la alimentación.

Gracias a la versatilidad y el know-how técnico de GEA, el decantador puede utilizarse para muchas tareas del proceso, como aclarado, separación, clasificación, concentración y lavado, hasta el momento de la extracción.

Los decantadores de clarificación se utilizan para separar los sólidos de una suspensión, a fin de obtener un líquido aclarado prácticamente libre de partículas sólidas. Los decantadores de deshidratación garantizan una máxima concentración de sólidos para secarlos todo lo que sea posible. Los decantadores de separación se utilizan para separar dos líquidos químicos inmiscibles a la vez que separan los sólidos. Los decantadores clasificadores dividen la mezcla de sólidos de la suspensión en una fracción fina (partículas pequeñas) y una fracción gruesa (partículas grandes). Los decantadores de extracción mezclan un líquido que contiene un sólido o lo extraen con una sustancia líquida que contiene los sólidos o el líquido después de la mezcla. Por último, es posible integrar en el decantador un sistema de lavado en corriente, contracorriente o por dilución con el fin de lavar los sólidos en suspensión.