Las centrífugas con cubas de cámara se utilizan para refinar líquidos en la industria química y farmacéutica, especialmente cuando, además de los líquidos aclarados, es necesario recuperar los sólidos simultáneamente u obtenerlos en forma de torta sólida.

También se emplean cuando, debido a la propiedad erosiva de los sólidos, no es posible utilizar centrífugas continuas.