Soluciones tecnológicas para aplicaciones del cuidado corporal

¡El cuidado corporal está de moda! A pesar de que no suponga un segmento de gastos esencial para muchos consumidores, durante los últimos años, el sector del cuidado corporal en Europa ha experimentado una incansable renovación y crecimiento y presenta un gran interés por parte del usuario final. Parece ser que se han superado las consecuencias de la crisis económica. Además, con un mayor enfoque en las alternativas naturales y orgánicas frente a las formulaciones tradicionales, los fabricantes están desarrollando innovadoras gamas de productos con un marketing dirigido por resultados, unos envases muy atractivos y unos mensajes basados en las tendencias.

Mercado Creciente

Por comparación con los cuidados del cutis, los principales mercados del cuidado corporal están en Occidente. El sector mayoritario se encuentra en EE.UU., a pesar de su estancamiento de las ventas y la caída del gasto per cápita, con un tamaño que duplica al de Brasil, que ocupa la segunda posición y en donde las ventas crecieron en un porcentaje de dos dígitos. Si miramos al futuro, la mayor parte del crecimiento global del valor provendrá de los mercados del cuidado corporal de Asia. Sin embargo, estos mercados están lejos de encontrarse totalmente desarrollados y, hasta que se cumpla su potencial, Occidente seguirá acaparando la cuota de mercado global.

La solución de GEA

Los parámetros de substancia, como la densidad (peso específico) y la viscosidad mantienen una gran importancia a la hora de procesar aplicaciones de higiene y de cuidado corporal. Con el amplio conocimiento que posee GEA en producción para el cuidado corporal, nuestras soluciones de mezclado y homogeneización a alta presión permiten una calidad constante del producto.

Desde soluciones piloto hasta soluciones a escala industrial, GEA se especializa en el desarrollo e implementación de plantas de proceso para producir emulsiones líquidas, escanciables y semisólidas. Nuestra amplia cartera de tecnologías incluye soluciones estándar e individualizadas —cada una de las cuales se puede personalizar a medida para cumplir sus necesidades.

Con los procesos altamente repetibles se generan costes de explotación mucho más reducidos, un mínimo consumo energético, y tiempos de producción y cortos; todo ello contribuye a lograr una máxima productividad y calidad.